lunes, 19 de octubre de 2009

Pelaje: Tú... ¿Qué decides ver?


"Conducto" De la serie Pelaje, 2009
Tinta sobre papel, 22.9 x 30.5 cm.


"Fauces" De la serie Pelaje, 2009
Tinta sobre papel, 22.9 x 30.5 cm.


"Complexión" De la serie Pelaje, 2009
Tinta sobre papel, 22.9 x 30.5 cm.


"Mitades para pegar" De la serie Pelaje, 2009
Tinta sobre papel, 22.9 x 30.5 cm.


"Corazón animal" De la serie Pelaje, 2009
Tinta sobre papel, 22.9 x 30.5 cm.




Demostrar la contundencia en una imagen, por asuntos que la impliquen a lo fantástico ha sido en mi proceso de trabajo una constante que, en reacción a la técnica de dibujo, sugiero como como una temática, cuyo objetivo apunta a la forma caprichosa del pelo, sugestiva y variable en su apariencia física. Mi fijación ante ese objeto consiste en acercarme a sus transformaciones recurrentes y tomar como punto inicial la devastación y abandono que sufre la piel.
La metáfora empleada en este proceso de trabajo, versa sobre la descomposición orgánica: desintegración física que involucra la sensación de pérdida, dolorosa y siempre dibujada en la memoria por procesos que involucran al recuerdo. Es así como establezco el pelo como un caparazón que cubre la vulnerabilidad de los organismo. La descomposición de la materia sumada con la capacidad humana que da cuenta de su despojo conllevan a establecer un nudo existencial.
El propósito de toda esta inclinación es señalar los intereses de una técnica y para ir más lejos: la búsqueda de métodos creativos que sucumban a la copia natural del objeto, porque en mi procedimiento de dibujo apuesto por trasladar lo inconsciente a mi trazo, por una exploración de lo imaginario a veces involuntaria, otras veces consciente de sí misma en virtud de toparme con soluciones estilístiscas que respalden la estética de una propuesta.
La línea como elemento constructor de texturas es el dispositivo que encentro inmediato para la factura de mi propuesta de dibujo, una línea enmarañada, orgánica, enérgica y puntual en lo que se refiere a la captura de detalles, líneas que hacen referencia a la texturas del binomio: piel-pelo, de ahí que el nombre utilizado: Pelaje, que propongo como una reflexión lúdica al hallazgo de la forma encontrada en mi reciente trabajo plástico. 

PELAJE
Texto, dibujos y tintas: Víctor Argüelles

1 comentario:

Leo dijo...

Muy interesante me voy a volver fan de tu estilo...